Una final de infarto y con todos los ingredientes que mantuvieron al público expectante hasta el último instante, es la que se vivió este lunes en el estadio Roberto Bravo de Melipilla, en el marco de “Los Juegos Escolares de Enseñanza Media”, torneo organizado por la Ilustre Municipalidad.

A la instancia, llegaron las selecciones de fútbol del Colegio San Sebastián y del Liceo Politécnico, que animaron un cotejo bastante trabado y que solo se definiría en los lanzamientos penales, debido a que tras concluir el tiempo normal de juego y el alargue, el marcador quedó igualado a dos tantos, pese a que los de Vicuña Mackenna sufrieron la expulsión de dos jugadores por juego brusco.
En la lotería de los penales los Bastianos , fueron más efectivos y se impusieron por tres a uno, siendo la figura excluyente el portero Bryan Jerez, quien contuvo tres remates desde los 12 pasos, con lo que la angustia de sus parciales se convirtió en algarabía total.
El profesor de Educación Física y D.T. del flamante campeón, Sergio “Checho” Contreras, dijo que el equipo se complicó demasiado pese a terminar el compromiso con superioridad numérica, no obstante destacó la actitud y entereza de sus jugadores para quedarse con el título.

“Acabamos de terminar una final súper difícil, nos pusimos en ventaja dos veces, nos empataron dos veces; ellos terminaron con nueve hombres y a veces desde fuera se cree que teniendo los once jugadores es más fácil, pero se nos hizo mucho más complicado, ellos se metieron atrás, salían muy rápido en contragolpe tuvieron algunas ocasiones de gol para habernos ganado el partido, nosotros al final con el resto de físico que nos quedaba, aguantamos y podíamos haberlo ganado también , pero llegamos a la tanda de penales donde ahí es lotería y gracias a la gran actuación que tuvo Bryan (Jerez), que no es común que un arquero ataje tres penales en una tanda de cinco, nos pudimos quedar con el triunfo y gracias a Dios terminamos y coronamos un año en el futbol extraordinario”.

Contreras, agregó que el mérito de este grupo de jugadores, debe servir de ejemplo para la nueva generación que deberá representar al colegio durante el 2019 en diferentes instancias.

”Los chicos de cuarto deben ser los más contentos, haber terminado de esta manera el año, ojalá que lo disfruten, uno sigue el próximo año con otra generación y esto le queda de ejemplo a esas generaciones que vienen”.